ACTUALIDAD

Consuelo Triviño apunta al Quijote como símbolo de esperanza en la utopía e ideal en la construcción de la identidad latinoamericana

Mesa

05.11.2016

La novelista colombiana puso de relieve el gran impacto e influencia de la inmortal obra de Cervantes en Hispanoamérica a través de un recorrido por un gran número de escritores, en el marco de las jornadas turístico literarias, organizadas por la Diputación de Ciudad Real.

“El Quijote como esperanza en la utopía y símbolo de lucha por la libertad” se convirtió en el gran el nexo de unión de un gran número de escritores latinoamericanos, que a lo largo de los siglos han intentado mantener vivos sus ideales, destacó la novelista colombiana Consuelo Triviño, durante la conferencia que protagonizó ayer y que, bajo el título Cervantes desde América, puso de relieve el gran impacto e influencia que la inmortal obra de Cervantes ha tenido en el mundo hispanoamericano. Un acto que se desarrolló en la Casa de la Cultura Alhóndiga en Villanueva de los Infantes, en el marco de los Encuentros con Cervantes, organizados por la Diputación provincial de Ciudad Real, con motivo del IV Centenario.

Y es que, según explicó Triviño la recepción del Quijote en América fue muy temprana, pues a los dos años de publicarse ya eran conocidos sus personajes “que eran representados en obras teatrales en la cercana localidad de Pausa (Perú) de las que se tiene noticia por los cronistas”, y durante los siglos XVII Y XVIII en Lima y Nueva España (México).

Es por ello, según apuntó, que desde los inicios “Don Quijote se convierte en un mito universal y un personaje vital en la construcción del ideal e identidad latinoamericana”, de cuyos ideales “también se alimenta la izquierda utópica” recogiendo los valores de justicia, igualdad y fraternidad desde Simón Bolivar, pasando por José Martí hasta el Ché.

Triviño hizo un extenso recorrido por algunos de los  escritores más destacados como  Arciniegas para quien “Don Quijote es una realidad que supera a Cervantes, y cuyo idealismo y libertad siguen teniendo vigencia”  o Vargas Vila  para quien “Don Quijote representa la lucha contra el despotismo, y cuya locura nos ha contagiado a todos, constituyendo el máximo representante de una España que ama el ideal y el entusiasmo”.

La novelista, que cerró el acto leyendo un pasaje de la célebre obra en uno de los dialectos colombianos, concluyó que la huella de Cervantes y El Quijote sobrevive en latinoamérica a lo largo de los siglos, constituyendo una parte fundamental de su tradición cultural.

‘Comer y beber con Don Quijote y Sancho’. La jornada concluyó con la conferencia que se desarrolló posteriormente ‘Comer y beber con Don Quijote y Sancho’, a cargo del sociólogo y escritor Lorenzo Díaz y el ex sumiller del Zalacaín y Premio Nacional de Gastronomía, Custodio Zamarra.  Una conferencia que volverá a celebrarse el próximo día 17 de noviembre en el espacio Fisac de Damiel.

VOLVER