ACTUALIDAD

Julio Llamazares propondrá un viaje literario siguiendo los pasos de Don Quijote en los Encuentros con Cervantes

12.09.2016

El novelista y escritor desgranará uno de los grandes viajes de la ficción, el de Don Quijote por la geografía española el próximo día 15 de septiembre, en el marco de las jornadas literarias organizadas por la Diputación provincial de Ciudad Real para conmemorar el IV centenario de Cervantes.

El novelista y escritor Julio Llamazares será el encargado de desgranar los lugares y territorios, reales e imaginarios, por los que transcurrió el ingenioso hidalgo Don Quijote, ofreciendo así una visión “geopoética” de la novela, y lo hará en torno a una conferencia que lleva por título El viaje de Don Quijote, que tendrá lugar el próximo día 15 de septiembre en la Posada de los Portales de Tomelloso (Ciudad Real), en el marco de las jornadas literarias organizadas por la Diputación provincial de Ciudad Real para conmemorar el IV centenario de Cervantes.

El novelista y escritor propondrá así un viaje literario siguiendo los pasos de Don Quijote, un viaje en el que él mismo se adentró el año pasado para realizar una serie de crónicas hoy reunidas en un libro editado por Alfaguara. En ellas, Llamazares recrea, desde la emoción y la lucidez, anécdotas, detalles de la vida rural e incluso ironiza sobre “el papanatismo tan español de reivindicar la patria de Don Quijote, cuando la patria de Don Quijote es literaria, no corresponde a un lugar exacto”, señala.  

Para el autor de novelas como Luna de lobos o La lluvia amarilla, aunque su obra abarca prácticamente todos los registros literarios, desde la poesía a la literatura de viaje, la crónica o el guión cinematográfico, “El Quijote bien leído desmonta precisamente todos los dogmas y todos los tópicos”. “El Quijote es una novela de humor, una novela iconoclasta, es una novela irreverente y heterodoxa”, apunta para destacar que  “El Quijote no es una novela española ni Don Quijote es un personaje español, ni manchego ni de Ciudad Real o el Campo de Montiel, sino un personaje universal al igual que Cervantes y su literatura porque conmueve y hace pensar y reír y emocionarse a cualquier persona de cualquier lugar del mundo.”

De su extenso viaje, Llamazares destaca que se queda con personajes inolvidables como Felipe y su hija Carmen que conoció en La Venta de la Inés, una venta situada “en los fines o confines del Valle de Alcudia”, y que recoge Cervantes en ‘Rinconete y Cortadillo’, así como con la sucesión de paisajes de todo tipo que, según afirma, le sirvieron para comprobar la verdad de las palabras de Giner de los Ríos cuando exclamaba: “¡ay si los españoles estuviéramos a la altura de nuestros paisajes! Y esto porque “España es un país maravilloso y a veces los españoles no respetamos ni estamos a la altura de sus paisajes”, concluye.

VOLVER