ACTUALIDAD

Ramón Buckley: "El Quijote es un elemento de unión entre todos los españoles"

Ramón Buckley

14.11.2016

El profesor participa este jueves 17 en Daimiel en Encuentros con Cervantes,  junto a Eugenio Suárez, que hará una relectura crítica del capítulo de los Batanes

El profesor y escritor Ramón Buckley (Sitges, 1941) participa este jueves junto a Eugenio Suárez-Galbán (Nueva York, 1938) en Encuentros con Cervantes desde las 20 horas, en el Espacio Fisac de Daimiel. Ambos, escritores y filólogos, son grandes conocedores de la obra de Cervantes y opinan que para afrontar su lectura hay que tener tiempo y calma, realizando un análisis pausado de cada capítulo.

P-. ¿Señor, Buckley, cómo es que se lleva a Don Quijote a Sanabria en el título de su conferencia?

Ramón Buckley-. En realidad, como ya sabía Azorín, El Quijote es patrimonio de todos los españoles. Sanabria es una tierra de nadie, entre España y Portugal, donde muchos judíos conversos se refugiaron. Muchos estudiosos, como Américo Castro, creían que la familia de Cervantes era judeoconversa y otros llegan a afirmar que hay rasgos del paisaje de Sanabria en el Quijote, yo no llego a tanto. Además hay dos poblaciones llamadas Cervantes en Sanabria y Orense.

P-. Usted es especialista en Delibes, otro escritor castellano, ¿qué tienen en común Delibes y Cervantes?

RB-. Uno viene de la vieja Castilla y el otro de la nueva, pero tienen en común una pasión por el mundo rural y una riqueza en el lenguaje sin igual. Delibes, siendo académico, usó en sus obras unas 400 palabras que no registraba el diccionario de la RAE, palabras del léxico popular castellano.

P-. Usted, señor Suárez, va a hacer una relectura crítica del capítulo de los Batanes, ¿qué le llama la atención de él?

ES-. Aunque la crítica no ha dejado de señalar una serie de valores literarios que anuncian un cambio importante en la evolución del Quijote, nos parece que todavía queda mucha tinta en el tintero de este capítulo. Sin duda el humor escatológico, resumido en el conocido refrán “Peor es meneallo”, acapara la principal reacción de muchos lectores.  Pero detrás de ese humor se oculta una triste realidad y también a lo largo de la aventura de los batanes quedan aún por descubrir un número considerable de elementos textuales que encubren otros subtextos o interpretaciones que enriquecen la lectura. Para citar otro ejemplo, cambia bruscamente la relación entre el caballero y su escudero, la cual a su vez irá cambiando progresivamente desde este inicio áspero a una verdadera amistad capítulos después.

P-. En este capítulo vuelve Cervantes a parodiar la novela pastoril, género que él mismo cultivó, sin embargo.

ES-G-.  Así es, pero ¡cuidado!, la parodia aquí en el capítulo de los batanes se inserta dentro de lo que podríamos denominar otra parodia, la del cuento de nunca acabar de Sancho.  Aquí también veremos que se ocultan nuevas maravillas literarias. 

P-. Bajo el criterio de ustedes, en estos tiempos de twitter y lecturas ágiles, ¿cómo accede un lector moderno al Quijote?

RB-. Con mucha calma y tiempo. Cada vez que uno lee El Quijote es una obra diferente. Esta generación, como todas, debe dejar que el Quijote crezca dentro de él y afrontarlo cuando se sienta predispuesto.

S-G-. Nosotros somos de una generación que leíamos como locos, pero ahora la gente no lee tanto y le falta capacidad de análisis textual, y eso es clave para comprender El Quijote. No culpo a los alumnos, porque son las víctimas de un sistema que desprecia las Humanidades, y ésta es la consecuencia.

 

VOLVER