ACTUALIDAD

Matías Barchino: "La literatura no puede ser obligatoria; yo aconsejo que se lea El Quijote sin traumas, sin presión"

22.11.2016

El decano de la Facultad de Letras de la UCLM protagoniza el próximo día 24 la conferencia 'Metamorfosis del Quijote' en Manzanares, en el marco de los 'Encuentros con Cervantes', que organiza la Diputación de Ciudad Real.

Pregunta. El próximo 24 de noviembre protagonizará la conferencia la Metamorfosis en el Quijote, ¿tiene algo que ver con Kafka?

Respuesta. Sí, surge precisamente de la lectura de la Metamorfosis el mismo año que se conmemoraba la segunda parte del Quijote, y me apareció la idea de que en el fondo Don Quijote, o mejor dicho Alonso Quijano, un buen día se levantó convertido en otra cosa, en este caso en un caballero andante con su armadura, que en cierta medida se puede asemejar al caparazón de un insecto. A partir de ahí, es una reflexión sobre uno de los elementos que en el Quijote está más presente, y que es cómo los personajes, los lectores se transforman a través de la lectura del libro.

P. Usted es autor de un Decálogo para leer el Quijote, ¿cuáles son las claves esenciales del mismo?

R. Con motivo de la conmemoración de 2015 escribí un decálogo para leer (o para no leer el Quijote) porque uno de los primeros puntos clave es que el Quijote no es obligatorio leerlo, aunque al final aconsejo que se lea porque es muy recomendable. Pero lo que quería con ese decálogo, que tiene algo de juego e ironía, es que El Quijote no debe leerse por exigencia ni de un programa de estudios ni siquiera por la presión social porque es un libro que vive de la voluntariedad de sus lectores. Borges decía que la literatura es una forma del paraíso, y el paraíso no puede ser obligatorio, y de alguna manera la literatura no puede ser obligatoria. Yo aconsejo que se lea sin traumas, sin presión, sin la tensión de esta obligatoriedad.

P. Además ha analizado la influencia del Quijote en la literatura hispanoamericana, ¿cuáles son sus principales conclusiones?

R. He visto cómo muchos escritores latinoamericanos, al contrario de los españoles, que de alguna forma se sienten presionados por El Quijote porque es precisamente una especie de gran monumento literario, mantienen cierta distancia irónica, que al final termina siendo como un enamoramiento posterior. Borges, Gabriel García Márquez y muchos otros escritores ponen esta especie de muralla, de ironía para luego definitivamente admitir que han perdido el tiempo hasta que no han leído El Quijote.

P. La facultad de Letras de la Universidad de Castilla-La Mancha ha recopilado a lo largo de estos años una serie de estudios sobre la huella internacional del Quijote, hábleme sobre los ejes de este importante proyecto.

R. Efectivamente, hay muchos profesores que desde la Facultad de Letras han estudiado desde distintos puntos de vista El Quijote, y uno de los proyectos más interesantes es la investigación del profesor Hans Hagerdorn que reúne estudios que tienen el denominador común de la mirada internacional del Quijote, es decir, cómo El Quijote ha sido leído en el resto de tradiciones literarias, de todos los países, de todos los ámbitos. Son cuatros libros, el último se ha presentado este año, y la verdad es que es alucinante ver cómo el Quijote ha sido leído de formas tan diferentes, ha sido adaptado a cada situación, que es lo que precisamente le da esta categoría de clásico.

VOLVER